El Gobierno de Canarias y el Ayuntamiento de Haría apoyan la revitalización del cultivo de la cochinilla en el municipio

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

cochinillaEl director del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA), José Díaz-Flores, visitó durante su estancia en Lanzarote el Centro de Transformación de la Cochinilla, en Haría, acompañado por el consejero de Agricultura y Ganadería del Cabildo insular, Antonio Morales, y por el alcalde de Haría, Marci Acuña Betancor.

 

Esta instalación, propiedad de la corporación insular, es gestionada, por una empresa de productos cosméticos de Aloe Vera, a la que se le adjudicó a través de concurso público, cuyos planes de futuro incluyen la puesta en marcha de un centro de interpretación y el desarrollo de visitas guiadas y actividades, dirigidas a turistas y a la población en general, para dar a conocer el cultivo de la cochinilla y el proceso de extracción de ácido carmínico.

 

“Esta iniciativa puede suponer la revitalización de la producción de la Cochinilla Canaria en los pueblos de Mala y Guatiza”, señaló el responsable del ICCA, quien animó a todos los productores a acogerse a la Denominación de Origen Protegida (DOP), sello otorgado a este producto el pasado mes de febrero por la Unión Europea, y a registrarse como operadores ecológicos.

 

“De esta forma ofrecerían un producto con un doble valor añadido, es decir, una producción con un distintivo de calidad diferenciada y ecológica, en la línea de las políticas de la UE de potenciar las producciones de calidad y respetuosas con el medio ambiente; y que fomentaría la recuperación del cultivo en estos pueblos”, indicó Díaz-Flores. “La visita del director del ICCA del Gobierno de Canarias al municipio de Haría nos ha permitido plantearle diferentes proyectos relacionados con la mejora del parque de tuneras de los pueblos de Mala y Guatiza para el que queremos solicitar la colaboración y líneas de subvención al Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria”, declaró el alcalde, Marci Acuña Betancor.

 

“La recuperación y revitalización del parque de tuneras supondrá no sólo un incentivo para la economía de la zona sino también el rescate y protección de uno de los cultivos tradicionales más importantes de la zona.

 

Además hemos tenido oportunidad de dar a conocer la línea de productos alimenticios que se elaboran con materia prima de la zona en pequeñas industrias artesanales del municipio, entre los que destacan las mermeladas, la miel, los mojos, los yogures de leche de cabra, etc, lo que viene a reforzar nuestra apuesta por el desarrollo sostenible”, añadió. Durante la visita, José Díaz-Flores anunció que próximamente se reunirá también con productores de Gran Canaria para establecer vías que potencien la comercialización del producto, único en Europa con Denominación de Origen Protegida.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Accesibilidad