Balcón de Haría. Por Gregorio Barreto Viñoly

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

Gregorio BarretoDe las valentías antiguas en los Jameos del Agua

 

En algunas ocasiones se había hecho el comentario de la hazaña que hizo el entonces joven de Haría, Don Paco Reyes, que data de los primeros años de 1950, pero que se ignoraba que hubiera otras personas que hubiesen hecho también esta misma hazaña o parecida, y es que en la parte alta y exterior del lago de los Jameos del Agua, hasta recién antes de las obras de remodelación que se llevaron a cabo en la zona en los primeros años de 1960, había como una piedra o laja grande, pegada a su base, junto al orificio que daba al lago de los cangrejos ciegos y blancos, que parecía como si fuera su tapa, y que parecía como si el volcán de la Corona, que invadió la zona, al llegar a este lugar concreto, expulsara a esta parte de lava y la colocara a un borde de la cueva u orificio, o mejor hoyo que quedó descubierto, de donde se divisaba desde arriba, el indicado lago.

 

Y por esa abertura se llegó a tirar una vez el indicado joven José Domingo Reyes Espino, más conocido familiarmente por Don Paco Reyes, con unos veinte metros de altura, lo que se comentó en su tiempo como una gran hazaña de este joven, porque entrañaba el peligro de que pudiera caer sobre piedras con poco agua y hacerse daño, y siguió como antes, de gira y de investigación a esta zona impresionante, en la zona de los Jameos del Agua y Cueva de los Verdes, del Volcán de La Corona, siendo uno de los grandes visitadores de esta importante zona, con varios amigos y aficionados de estas aventuras espeleológicas.

 

Pero resulta que hace poco tiempo me enteré que al menos otra persona había hecho esta misma hazaña mucho antes, y esta valentía se atribuye al padre de Don Domingo el del Puente, el viejo, o sea Don Cristóbal Rodríguez Fontes, nacido por 1862 y fallecido en 1949, y eso no cabe duda que igualmente hay que valorar en forma muy positiva, pues a veces surge alguna persona que se arriesga en apuntarse un hecho de valentía, valiosa para el entorno, pero que al fin llega a convertirse en un hecho histórico dentro de las vicisitudes que se corresponden con un municipio, y en este caso, esta jurisdicción municipal se apunta un tanto importante, digno de mención, y si muy arriesgado fue el atrevimiento de Don Paco Reyes, igual lo fue la prueba de Don Cristóbal, y los dos merecen ser considerados como personas que pasen a la historia municipal por su atrevimiento, que viene a completar al fin, la historia de nuestro municipio.

 

Hay que tener en cuenta que antes, la zona de caída en el lago indicado tenía bastante menos agua, porque el nivel de este líquido marino en la zona ha estado subiendo después de los grandes deshielos, ocurridos después de los 20.000 años de antigüedad que se atribuyen a la erupción del volcán de la Corona, cuando aún no existía el ya muy famoso Túnel de la Atlántida, y solo era una cueva en el mar, y tampoco tenía mucha agua el indicado lago de los cangrejos blancos, pues entonces era algo incipiente.

 

A esta zona de los Jameos del Agua se iba antes la gente frecuentemente en plan de gira y se organizaban comidas, asaderos de piñas, chuletadas y otros comistrajes propios de las costumbres de nuestras gentes de antes, lo que ya sin duda nos da nostalgia solo el recordarlo, pues fueron muy buenos ratos sanos los que se pasaron en el lugar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Accesibilidad