Balcón de Haría

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

gregorioPor Gregorio Barreto Viñoly. Cronista oficial del municipio de Haría

 

Las Fiestas de San Juan, con su pregonero hariano Don Tomás Armas Sicilia

 

Las Fiestas de San Juan de este año, que comenzaron el día 9 de los corrientes, toman un gran impulso con la lectura del Pregón, algo que se hace muy peculiar en Haría y que da vigor, un año más, anunciando e invitando de forma oficial a la participación en los actos, el día 10, en la voz del hariano Don Tomás Armas Sicilia, hombre muy ligado a los ambientes culturales y festivos, entroncados en la investigación de nuestros ancestros, el teatro, el folclore, y todo lo relacionado con la idiosincrasia de nuestro ambiente y entorno más cercano, el cual también se ha comprometido en labores de presentación de actos.

 

Don Tomás Armas Sicilia es un hariano que no solo se ha sumergido en la cultura del municipio de Haría, sino que además se ha ubicado profesionalmente, y desde hace ya muchos años, en el municipio de Tías, donde ha colaborado con el Ayuntamiento, llevando parcelas de responsabilidad, y que además se ha internado en el teatro de una forma directa, y así, aparte de haber formado parte del Teatro Guatifay en Haría en los años de 1970, también ha sido componente de los grupos folclóricos Beñesmén y El Pavón de Tías, con el entusiasmo que le es peculiar y le caracteriza cuando se introduce o compromete en algo.

 

Este pregonero, Don Tomás Armas Sicilia, nació en Haría el día 2 de mayo de 1954, siendo hijo de Don Tomás Armas Mesa, también conocido por Don Antonio, que emigró a Venezuela en los años de 1950, donde estuvo varios años, y de Doña María Sicilia Saavedra, que contrajeron matrimonio en Haría, en el año de 1941, y que tuvieron varios hijos más.

Es un gran honor para una persona, el ser pregonero de las Fiestas de su pueblo, y en este caso se están cumpliendo estos parabienes, por lo que ello enorgullece.

 

El acto comenzó a las 9 de la noche con una extraordinaria presentación y animación, de la voz de tres estupendos tenores, que nos ofrecieron todo su arte y su belleza musical. Intervino el alcalde Don Marciano Acuña Betancor para presentar al pregonero, haciendo alarde de sus virtudes y de su saber, que se fueron fraguando en su lectura.

 

Puede decirse que en el transcurso de la lectura del pregón, con presentación de unas bonitas fotografías aparte, seguidas de la debida explicación, tocó todos los temas de la Historia y cultura del municipio de Haría, no dejando nada olvidado, y se notó que tiene un conocimiento completo de la generalidad de las vertientes que se han presentado en todos los ambientes culturales, deportivos, y metiéndose de lleno en las actividades de los profesionales de la época, haciendo un gran hincapié en la educación y los educadores, resaltando la labor de algunos de los maestros y profesores, la del cura Don Enrique Dorta Alfonso con la creación de su Academia, como germen para el comienzo del Colegio Libre Adoptado, y luego del Instituto, haciendo una especial mención de las molinas que hubo en Haría, pero haciendo una especial explicación de la labor y existencia de las muchas tiendas antiguas, pero bien documentado, con unas preciosas fotos de los aparatos de medir y de pesar, con un conocimiento expreso de los temas, y se adentró en los cortadores de palmas y en los risqueros que ayudaban a buscar las personas caídas en los riscos, refiriéndose especialmente al antiguo Bar Tres Hermanos, al Canuto, y a tantas y tantas actividades que ya ni existen, pero que aún merodean en las mentes de los más mayores del pueblo.

 

Hizo insistencia en el buen marco del Teatro Guatifay en los años de 1970, y que Doña Encarnación Rodríguez se merece un monumento por su quehacer teatral. Se refirió a las fondas de Don Aurelio Romero, Don Ladislao Rodríguez y Don Manuel Feo e hizo un especial y emotivo recuerdo a un chico de pocos años que, jugando, tuvo la desgracia de caer en un pozo destapado, perdiendo la vida. Pero tampoco se olvidó de mencionar el hecho de haber cargado él mismo, la ‘piedra cerda’, un día 28 de diciembre, Día de los Inocentes, por un abuso de confianza de amigos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Accesibilidad